¿Qué incluye el kit?

  • Remates inferior y superior

    Remates inferior y superior

    El remate inferior sirve de separación entre tu panelado de pared y el suelo o tu propio rodapié. El remate superior es la pieza que servirá de tope al panelado por la parte superior. 

  • Remate lateral (opcional)

    Remate lateral (opcional)

    Pieza de madera que se coloca en las paredes que hacen esquina, entre las tablas de revestimiento.

  • Tablas de revestimiento

    Tablas de revestimiento

    Son cada una de las tablas de madera que conforman el panelado final. Hay 2 tipos: las normales y la que se coloca al final. Verás que la útlima es diferente a las demás.

  • Puntas para la madera

    Puntas para la madera

    Pequeñas piezas que utilizaremos para clavar los elementos de madera.

1 de 4

Antes de empezar

Te recomendamos que mantengas todas las piezas de madera apoyadas sobre la pared durante un par de días. Así, dejarás que se adapten al ambiente. 

Asegúrate de que la pared en la que vas a instalar los paneles no esté húmeda.

Herramientas que necesitarás

Martillo, Nivel (si no tienes puedes instalarte una app en tu móvil), Sierra, Metro y Lápiz.

Opcional: Guía para serrar y guantes de seguridad

PASO 1

Colocar el remate inferior

Fija con puntas un remate en la pared, de forma que haga de separación entre el suelo y el inicio de tu panelado. Si no quieres quitar tu propio rodapié, colócalo justo encima (como en la foto). Deja una separación de unos 30-50 cm entre punta y punta. Asegúrate de dejar las puntas bien clavadas para que las tablas de revestimiento se deslicen bien.
Si te falta pared por cubrir de izquierda a derecha, coge otro remate. Alinéalo a continuación con ayuda de un nivel, hasta que hayas cubierto la pared. Si te sobra remate, sierra la diferencia.

PASO 2

Colocar el remate superior

Vamos a colocar el remate superior. Para ello, ayúdate colocando dos tablas en vertical sobre las ranuras del rodapié. Vale cualquiera de las tablas de revestimiento, una vez colocado el remate las quitaremos.
Coloca el remate superior sobre las dos tablas. Asegúrate de que esté nivelado y mide 1,5 cm hacia arriba desde donde termina el remate superior. Marca este 1,5 cm en la pared con un lápiz. Sube el remate superior 1,5 cm hasta esa marca. De esta manera, quedará un espacio de 1,5 cm entre el remate y las tablas.
De la misma forma que con el rodapié, clava el remate superior a la pared con la ayuda de las puntas y el martillo, en la marca superior.
Si te falta pared por cubrir, coge otro rastrel. Alinéalo a continuación con ayuda de un nivel, hasta que hayas cubierto la pared. Si te sobra rastrel, sierra la diferencia.

PASO 3

Colocar las tablas de revestimiento

Coloca la primera tabla de revestimiento con el macho hacia el lado derecho.
Coloca la siguiente tabla de revestimiento, colocando primero la parte superior y encajando después la inferior. Recuerda posicionar el lado macho hacia la derecha. Deslízala entre el remate superior y el rodapié hasta que quede junto a la primera. Si el ambiente es algo húmedo, deja una holgura de 1 o 2 milímetros entre las tablas. Si el ambiente es muy seco, encaja las tablas totalmente. Puedes ayudarte de un martillo y un taco de madera
Repite con el resto de las tablas hasta que hayas colocado todas. Si es necesario, puedes realizar cortes para que el revestimiento se adecúe perfectamente al espacio en el que lo estás instalando. Para esto, te recomendamos medir y marcar con un lápiz la longitud deseada. Utiliza una sierra de madera y una guía para realizar el corte de forma completamente recta.

PASO 4

Enchufes y esquinas

Es posible que tengas algún elemento empotrado como un enchufe, calefactor o ventana. En tal caso, puedes realizar cortes a las tablas para que el revestimiento se adecúe perfectamente al espacio.
Para esto, te recomendamos medir y marcar con un lápiz la longitud deseada. Utiliza una sierra de madera y una guía para realizar el corte de forma completamente recta.
¿Tienes alguna esquina? En el caso de que tengas una esquina puedes cubrirlo con un remate.
Solo tienes que colocarlo en los bordes de tu panelado con la ayuda del martillo y las puntas.
Después de colocar el remate, coloca una tabla como si fuera la primera (una punta clavada en la tabla y no en la grapa) y continúa como con las demás.

PASO 5

Coloca la última tabla

Coloca la última tabla con el hueco hacia la izquierda de manera que encaje con el macho de la tabla anterior.
Reconocerás la última tabla porque es distinta a las demás. En la foto, es la de la izquierda.
Es posible que tengas que hacer un corte longitudinal para ajustarlo a tu pared. Para ello, toma medidas con un metro, marca con lápiz la tabla y utiliza la sierra para el corte. Es muy importante que tengas en cuenta que el lado hembra es el que tienes que colocar sobre la pared, y descartar la otra parte.

Dale al play si prefieres ver las instrucciones en video